Leonardo Farkas: Clave para el Exito Nº 17.- Sé el primero en todo lo que te propongas, a los segundos lugares nadie los recuerda


Te vamos a hacer las siguientes preguntas:

¿Quién fue el primer en donar 1.000 millones  a la Teletón?

¿Quién fue el primero en ingresar a La Moneda y al Congreso de Chile para pedir una nueva Ley de Donaciones para ayudar a los más necesitados de Chile?

¿Quién será el primer chileno en el espacio?

¿Quién es el chileno con más adherentes en Facebook de la nueva política 2.0?

¿Quién fue el primer y único chileno que arrendó aviones propios y llevó comida y  medicinas a la gente de Haití y los distribuyó en persona?

¿Quién fue el primero en otorgar el sueldo ético a sus miles de trabajadores?

¿Quién fue el primero en estar de acuerdo en subir el Royalty Minero para ayudar a la reconstrucción de Chile?

¿Quién fue el primero en llegar con ayuda masiva y 17 camiones de alimentos a las zonas devastadas de centro sur de Chile?

Ya sabes la respuesta. Leonardo, en todo lo que se propone, quiere ser el primero, le gustan los grandes logros, sabe muy bien que los segundos lugares no los recuerda nadie y, además, siendo el primero puedes motivar a otros a seguir tu ejemplo.  Fue el caso de su increíble donativo a la obra social Teletón, donde fue el primero en triplicar con un aporte personal la donación  de  muchas grandes empresas.

Lo que queremos es que aprendas a liderar, a buscar ser el primero en tus actividades en lo que te propongas. En un mundo cada vez más competitivo, lograr ser el primero te diferenciará y permitirá ganarte un sitial que apoye tus próximas metas por el bien de tu país.

Acostúmbrate a liderar, acostúmbrate a ser siempre el primero en explorar nuevas metas y objetivos. No te conformes con seguir el rebaño, tu vida es valiosa y, por lo mismo, ocupa tu valioso tiempo en liderar proyectos que beneficien a muchos.

Leonardo Farkas : Claves para el Exito: Nº16.- Define metas, objetivos y plazos concretos



Este punto es tan importante que podríamos hacer otro libro completo sólo del arte de fijar metas y objetivos concretos y asignarle plazos realistas.

Cuando Leonardo quiso volver a Chile para cumplir el sueño de su padre de volver a liderar la industria del hierro, se fijó objetivos concretos: crear una gran empresa exportadora de hierro al mundo y que llegue a dar empleo a  10 mil trabajadores.

El plazo que Leonardo se fijó fue dos años para su creación y hasta 10 años en su consolidación. Sus objetivos se están cumpliendo con creces: ya tiene dos mil trabajadores bien pagados con sueldo ético y beneficios nunca vistos en otras empresas del sector, cada año prospecta grandes extensiones de mineral de hierro en el Norte de Chile, especialmente en Atacama, y ya ha logrado consolidar a su empresa como una de las destacadas de Chile en la exportación de hierro a China e India. ¿Nada mal para un artista que no sabía nada de minería hace 6 años?

Lo primero que debes hacer es definir claramente tus metas en la vida, ¿qué quieres hacer de tu vida?,  ¿qué deseas conseguir a largo plazo? Bueno esas son tus metas, lo que deseas a largo plazo.

Un consejo práctico: escribe tus metas en la vida y colócalas en un lugar visible sólo para ti, y cada día léelas en voz alta, deja que tu subconsciente te ayude a conseguir tus metas.

Para conseguir tus metas a largo plazo, debes definir claramente tus objetivos que son a corto y mediano plazo. Los objetivos son los peldaños de la escalera que te permiten llegar al cielo de tus metas. También por cada meta a largo plazo  debes definir los objetivos para alcanzarlos por escrito.

Por último, algo vital. ¡El tiempo! Es el elemento más valioso ya que de tiempo está hecha la vida. Si ya tienes tus metas a largo plazo y tus objetivos a corto y mediano plazo para lograr dichas metas, debes asignarle a cada uno el plazo correspondiente, por ejemplo, en el caso de Leonardo:

Meta: (plazo de 10 años)

Cumplir el sueño de mi padre en Chile de ser una de las mayores empresas exportadoras de hierro chileno al mundo, generando riqueza y beneficios para mi, mi familia y todos mis trabajadores, generando responsabilidad social para mis compatriotas.

Objetivos:

1.- Buscar en todo Chile prospecciones mineras. (Un año)

2.- Buscar en todo el mundo inversionistas que deseen generar alianzas de gestión y financieras. (Dos años)

3.- Prospectar nuevos mercados especialmente en China e India. (Un año)

4.- Conocer todo lo posible del negocio contratando el mejor equipo de profesionales posible y la mejor tecnología disponible. (Un año)

Plazos:

Los plazos son fundamentales para lograr eficiencia en las metas y objetivos.

Empieza ahora. Deja de leer y relájate en un lugar tranquilo de tu casa u oficina o mejor sal a la playa o al campo y piensa en tu vida y lo que deseas de ella. Piensa en tus fortalezas y debilidades, piensa en lo que te apasiona y define tus metas para los próximos 10 años:

¿Dónde quieres estar en 10 años?

¿Quieres ser rico?

¿Quieres ser famoso?

 Define claramente qué metas tienes. Posteriormente define qué objetivos permitirán lograr esas metas, escríbelos claramente en papel y define plazos desde un año, dos o más pero sé ambicioso en tus metas. Piensa “a lo Farkas”, piensa en grande, si vas a lograr una meta valiosa que sea potente y que te permita liderar y destacar entre todos. ¡Y lee tus metas y objetivos cada día!, verás cómo paso a paso empiezan a cumplirse en los plazos que has determinado.

Leonardo Farkas: Claves del Exito Nº 15.- Emprende en lo que te apasiona, no te dejes influir


Este punto es tan importante, que aunque ya lo mencionó Leonardo al principio de este libro digital, vamos a profundizar en los argumentos.

Leonardo siempre ha estado agradecido de sus padres, ya que le permitieron seguir y cumplir sus sueños: ser artista. Por lo anterior, viajó a Estados Unidos  a cumplir ese sueño. Leonardo quiso emprender en lo que le apasionaba, consagrarse como artista. Lo anterior no sólo era su profesión sino que además su pasión.

Pregúntate ¿Qué es lo que te apasiona para emprender?, ¿con qué me levantaría feliz temprano en la mañana? ¿Qué actividad llenaría mi vida y, además, me generaría los recursos para vivir?

Sea cual sea tu respuesta, sigue tu instinto, tu corazón.

 Hemos conocido cientos de ejecutivos de grandes empresas que ganan mucho dinero, pero ven como se les pasa la vida encerrados en sus oficinas, estresados,  mientras la vida sigue y ellos no  disfrutan nada.

Si lo anterior te apasiona, ¡hazlo! Si quieres ser médico, ingeniero, abogado, o cualquier profesión o actividad que llene tus expectativas ¡hazlo! Pero si te gusta ser artista, pintor, escultor, bailarín, actor, músico o cualquier actividad que muchas veces tu familia no te apoyará, ¡Sigue hasta el final!

No te dejes presionar, muchos te van a decir ¡no lo hagas!, ¡no ganarás dinero! ¡No podrás vivir de lo que te apasiona! Cuando es exactamente esa pasión la que te permitirá llegar al éxito y cumplir las metas que te has propuesto.

El mundo está cambiando, Chile está cambiando y puedes ver que hay cientos de posibilidades de emprender  en todos los rubros sin los temores del pasado.

Si emprendes en lo que te gusta, en lo que te apasiona, podrás divertirte mientras trabajas. Incluso hoy mucha gente pagaría por trabajar en lo que le gusta, ése es el espíritu que debe guiarte.

La vida es muy corta para dejar que otros te digan lo que debes hacer con ella, acepta consejos, pero no que te obliguen a seguir una profesión o actividad que no es de tu agrado.

La pasión mueve el mundo, y esa pasión es la que debe guiar tu vida.

Leonardo Farkas: Clave del Exito Nº14.- Trata de darte siempre gustos y disfrutar


Hay un grave error en muchos conceptos de la estresante vida actual. Te dicen ¡Debes trabajar duro y sacrificarte!, ¡No pierdas tiempo, debes lograr tus metas cueste lo que cueste! Sacrificas tu vida, tu familia y al final eres desgraciado y cada día es un suplicio.

Conocemos a cientos de ejecutivos de grandes empresas con excelentes sueldos, pero que no tienen un minuto para ver la vida real y pasan los años, crecen sus hijos y todo se lo lleva la empresa. Corren todo el día para cumplir metas de otros y casi para ninguna meta personal.

Leonardo es admirado por los jóvenes, porque se permite disfrutar la vida cada minuto. No vive amargado ni con miedo a perder su dinero, lo disfruta intensamente y sabe que más que tener el dinero escondido en el banco, hay que gastarlo en lo que te hace feliz y hacer feliz a la gente que amas.

Tuvimos el privilegio de estar en la última fiesta aniversario de Leonardo y Tina, en sus 15 años de matrimonio en el Sheraton de Santiago. Para algunas personas,  era incomprensible que  Leonardo gastara cientos de millones de pesos en una mega-fiesta para sólo 200 invitados. Bueno, les aseguro que fue la fiesta más espectacular que he asistido y posiblemente asistiré en mi vida, más de 12 horas de la máxima calidad, elegancia y buen gusto para los invitados, amigos personales, amigos de negocios de todo el mundo. Leonardo y Tina como es su costumbre no permitieron regalos. A los que insistían, se les pedía donar a su beneficencia preferida, tampoco se permitió  llevar tarjetas de presentación, celulares ni cámaras fotográficas porque deseaban que disfrutáramos las 12 horas del más increíble espectáculo, cena, y experiencia visual y sensitiva más impresionante. Trescientos cincuenta artistas en escena, salones con hermosos diseños y colores, luces, música para todos los gustos.

Bailar a un metro de Donna Summer, que Air Supply toque sus canciones en tu mesa, los mejores humoristas y animadores de Chile, Carnaval de Brasil, la Orquesta Sinfónica de Santiago con todos sus maestros y muchos más, fue el regalo que Leonardo y Tina se dieron a sí mismos  y a sus seres queridos. Además de arrendar todo el hotel para sus invitados de todo el mundo.

Lo anterior generó la mayor fiesta privada hecha en Chile y demostró que Leonardo es un perfeccionista, ya que él -en persona- se preocupó de los detalles desde la comida hasta la música. Además, generó empleos e ingresos a cientos de artistas chilenos, y para empresas de gastronomía y producción artística.

Leonardo demuestra cada día que hay que vivirlo como si fuese el último. Y  créeme que puede hacerse, por lo que no te aflijas por los problemas, vive intensamente y disfruta cada minuto. Si tienes los recursos para regalar a tu familia o amigos, date ese gusto y verás que es mejor que  guardar el dinero sin disfrutarlo.

Hemos visto muchos emprendedores que trabajaron duramente por años y nunca se dieron un gusto y se les pasó la vida trabajando, sin disfrutar el camino que les llevó a ser exitosos económicamente. Es el peor error que puedes cometer. ¿Sabes lo que son 30 mil días? Son los días que puedes vivir entre los 18 y 100 años. No son muchos, vívelos intensamente y disfruta cada momento.

Leonardo Farkas: Claves para el Exito Nº13 Fíjate grandes metas, pero realistas


Es extraño, pero cientos de emprendedores nos han contado sus sueños, pero muchos de ellos nunca se fijan una meta concreta y realista. Pasan años y años marcando el paso, pero no saben si están cerca de lo que desean por que nunca se han tomado el tiempo de  fijar metas concretas, medibles u cuantificables en el tiempo.

¿Cuánto dinero deseas ganar este año? ¿Cuántos empleados deseas tener? ¿Cómo te ves en 10 años?

El fijarse metas es un verdadero arte y uno de los más importantes pasos para el éxito. Leonardo se fijó una meta al llegar a Chile hace cinco años: cumplir el sueño  de su padre y ser uno de los principales empresarios mineros de Chile. La meta ya la cumplió y, además, se fijó otra  meta de dar empleo a 10 mil chilenos. Hoy Leonardo ya tiene dos mil trabajadores con una de las relaciones laborales más exitosas del país, además, es uno de los pocos empresarios que paga el sueldo ético como mínimo a todos sus empleados.

Te recomendamos que tus metas de vida, metas del año, metas empresariales y metas personales, las pongas por escrito y, ojalá, a la vista, para que así cada día “tu voz interior” la repita una y mil veces como un verdadero himno hacia el éxito. Ten fe y confianza que lo vas a lograr, pero marca a fuego tus metas en papel y repítelas cada  día del año. Cuando logres grandes avances, ¡felicítate! Y cuando logres la meta, de inmediato fíjate una meta aún más ambiciosa.

Es fundamental que acompañes tus metas con el plazo en que deseas alcanzarlas. Sin plazos son sólo deseos y los deseos se cumplen sólo si trabajas con seriedad y fijando plazos realistas.

¿Por qué fijar plazos? Porque el activo más importante de tu vida es el tiempo, y si logras tus metas en menos tiempo serás un líder exitoso y tu empresa y proyectos serán más rentables

Haz este ejercicio y escribe en un papel tus 10 metas más importantes para este año. Pueden ser:

 

  • Metas personales: Salud, crecimiento personal, relación de pareja, manejo de tu estrés, hacer crecer tu fe.
  • Metas económicas: Nuevo empleo, crear tu propia empresa y ganar el dinero que siempre quisiste.
  • Metas familiares: Tu familia, tus amigos, disfrutar más que nunca.
  • Metas comunitarias: Filantropía y acciones para ayudar a los más necesitados.

Recuerda colocar por cada meta las semanas o meses que te das como plazo para cumplirlas.  Lo anterior te dará la visión completa para que cumplas tus sueños. Nunca te olvides de leer cada día en voz alta tus metas y disfruta visualizando lo hermoso de lograrlas lo antes posible.

 

Leonardo Farkas: Clave del Exito Nº12.- Ten fe. En los malos momentos, tu fe te sostendrá



 

Hemos conocido a cientos de líderes y te aseguro que todos han pasado por malos momentos, incluso dramáticos. Pero su fortaleza les ha permitido avanzar pese a todos los contratiempos.

Cuando ves en la prensa a Leonardo Farkas, creerás que siempre tuvo éxito, pero eso no es correcto. Leonardo, al igual que muchos, emprendió en sus comienzos en muchas áreas de la económica con buenos, regulares y malos resultados.

Los malos momentos, los ha podido superar gracias a su fe. Leonardo es un hombre profundamente religioso y esa fe le ha permitido ser conocido como el filántropo más querido y admirado de Chile.

En los malos momentos debes tener más fe que nunca, cada vez que vengan malos momentos refúgiate en ella y tu familia. Ellos son siempre tus incondicionales. Sin dinero, muchos amigos se van, mientras que tu familia y tu fe te sostendrán por siempre.

Escucha tu voz interior y valora tu esfuerzo. No seas tan crítico contigo, mucha gente no se permite emprender por el miedo al fracaso, cuando es el fracaso el que te permitirá aprender y corregir tus ideas y proyectos hasta lograr el éxito.

Los que nunca han fracasado es porque nunca han emprendido.

Tu vida no sólo es dinero y éxito. Tu fe te hará un líder bondadoso y humilde y permitirá que superes los malos momentos para lograr el éxito compartiendo ese éxito con tu gente y los más necesitados, como lo hace Leonardo cada día de su vida.

Leonardo Farkas: Claves del Exito Nº11: Presentación personal impecable, en todo momento, es tu carta de presentación


Siempre se ha dicho que la primera impresión es la que vale. Te aseguro que si no das una buena primera impresión externa, nadie le interesará lo que tengas que decir.

Leonardo Farkas, desde que lo conocimos, el 100% del tiempo está impecablemente vestido tanto para reuniones sociales, empresariales, incluso obras sociales. Incluso desde mucho antes de ser famoso y al igual que su padre, que se caracterizaba por estar siempre vestido con suma elegancia.

Lo anterior no significa que tengas que gastar millones en tu vestuario, aunque si puedes hacer una inversión en buena ropa y detalles que te diferencien, es bienvenido. Pero muchas veces, las personas con menos ingresos son las que mejor valoran un buen vestuario y buscan tener su estilo propio.

Si eres joven y quieres estar con jeans y zapatillas, ¡bien!, pero preocúpate de que sean de la mejor calidad y siempre limpias. Tu cabello, tus manos, tu afeitada, tu estado físico y cada detalle deben reflejar que eres una persona de éxito o vas en camino de tenerlo.

Cuando te reúnas para una entrevista de trabajo o para convencer a un inversionista a invertir en tu proyecto, lo que comunicas con tu imagen externa es el 50%, lo que gesticulas un 30% y lo que dices sólo es un 20%. Créelo, ¡no sólo hay que ser sino que parecer!